antropocaos

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Análisis conceptual

El análisis de contenido tiene como objetivo cuantificar y analizar la presencia, significado y relaciones entre palabras y conceptos, permitiendo realizar inferencias acerca del mensaje expresado en el texto. Estas inferencias van desde la exploración de mapas mentales presentes en el texto hasta su significación histórica, social, cultural, cognitiva, afectiva o lingüística. Todo análisis de contenido implica un primer paso de codificación del texto que reduce su extensión a categorías manejables en una variedad de niveles: palabras, significado de palabras, frases, sentencias, tópicos, etc. El análisis de esas categorías se ha llevado a cabo mediante dos estrategias básicas: el Análisis Conceptual y el Análisis Relacional.

El Análisis Conceptual busca establecer la existencia o frecuencia de aparición de ciertos conceptos expresados por palabras en un texto. Cuando la relación entre palabras y conceptos no es del todo explícita surge el problema del nivel de implicancia entre ambos. Si bien la existencia de diccionarios especializados (Tesauros) y de reglas de traducción reducen la impronta del juicio personal, nunca puede dejarse de lado la subjetividad del investigador que interviene en el proceso de codificación.

Este proceso implica una codificación de las palabras de un texto en una serie de categorías en lo que es un proceso de reducción selectiva focalizado en palabras específicas que fueron seleccionadas de acuerdo a la pregunta que guía la investigación. Aquí hay dos estrategias no del todo opuestas. La primera es partir de un conjunto de conceptos previamente seleccionados e intentar determinar su presencia y frecuencia en el texto. La segunda estrategia es encontrar conceptos significativos a medida que se avanza en la lectura del texto y luego basar el análisis de contenido en estos conceptos.

El Análisis Relacional, al contrario del conceptual, comienza con la identificación de conceptos presentes en un texto pero continúa explorando la relación entre los conceptos identificados. Existen distintas metodologías de análisis relacional de datos textuales, entre ellas podemos nombrar al Map Analysis de la Carnegie Mellon University, el Network Analysis of Evaluative Text basados en los trabajos sobre diferencial semántico de Osgood, el Discourse Network Analysis de Leifeld y los trabajos pioneros en lengua hispana de investigadores de la Universidad de Barcelona nucleados en la Web Redes.

Nuestro propio enfoque, llamado Análisis Reticular del Discurso busca realizar inferencias sobre la naturaleza ideológica o identitaria del discurso a partir de la vinculación entre los conceptos de Actantes y Acciones. Un concepto es en este caso una categoría que engloba a un conjunto de palabras o términos que tienen una misma carga semántica (a este proceso de categorización lo llamamos sinonimización). El ARD busca construir redes de Actantes x Acciones, de tal manera que los distintos agentes se vinculan a partir de acciones que pueden ser positiva o negativamente valoradas. Los Actantes además pueden pertenecer al endogrupo del que emite el discurso o al exogrupo. De esta manera generamos un mapa de los relacionamientos entre actores sociales a partir de los textos que producen, esto nos permite estudiar la manera en la que el discurso devela sus motivaciones ideológicas. Nuestra metodología fue aplicada a corpus diversos entre ellos: canciones de Cumbia Villera, las canciones de cancha, notas periodísticas, entrevistas con pacientes en proceso de externación psiquiátrica, discursos ecologistas, etc. La metodología que empleamos sigue un camino de perfeccionamiento continuo que busca automatizar ciertos procesos aunque, como en todo análisis de contenido, el papel del investigador sigue siendo sumamente importante en las etapas de determinación de categorías y en el propio proceso de codificación.

Entre otros avances pudimos constatar que:

  • La conectividad de las redes discursivas tiene una distribución libre de escala y por lo tanto compleja. En otras palabras el discurso ideológico se organiza en torno a unos pocos hubs que generalmente son actantes del endogrupo del que emite el discurso.

  • En discursos ideológicos las acciones intragupales son de carácter positivo, mientras que las relaciones intergrupales (endogrupo-exogrupo) son negativas. Esto permite pensar en un indicador de la polarización del discurso que sirva al propósito de identificación de discursos ideológicos.

  • En algunos discursos (como los cantos de cancha) los actantes endogrupales son sujetos activos emisores de acciones mientras que el exogrupo es presentado como pasivo. En otros discursos (como en el género de cumbia villera) tanto el endogrupo como el exogrupo constituyen sujetos emisores y receptores de acciones.

Página del grupo ARDCaos: www.ardcaos.wordpress.com

Mail del grupo ARDCaos: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla